miércoles, 21 de julio de 2010

Citas de Café


Divertida animación del café. Todo en exceso dicen que hace mal, pero para saberlo hay que excederse

He optado por poner las citas en un orden cronológico, de manera tal que podemos analizar el comportamiento de la gente que escribía o decía cosas relacionadas a la comida a través del tiempo. El seguimiento cronológico de esta página está determinado por la fecha de deceso de la persona que pronuncio “Su cita”, de esa manera podemos verificar si alguna fue robada de épocas posteriores y acreditada por otro (Lo que hoy llamamos plagio). Las “citas” mencionadas en los libros, figuran con el año que se imprime ese libro o con la muerte del autor del mismo (He optado por colocarlas de esa manera, si a alguien se le ocurre algo mejor, humildemente gracias!!!.


Citas

1674
”El café conduce a los hombres a desperdiciar su tiempo, quemar sus costillas, y gastar su dinero, todo por una pequeña vasija; es negro, espeso, sucio, el agua amarga y es un maloliente charco nauseabundo”
Petición de las mujeres contra el café.

1744
”Café, lo que hace que los políticos sean sabios, y que puedan ver a través de todas las cosas con sus ojos medio cerrados”
Alexander Pope (1688 - 1744); poeta inglés

1745
”El café nos hace mal y es grave, pero nos hace filosóficos”
Jonathan Swift (1667 - 1745); escritor satírico irlandés

”A la figura de perdices y codornices,
y de las exquisiteces yo no sé nada de vosotros;
pero en el monte más alto de Gales
elegiría en paz  beber de mi café”
Jonathan Swift (1667 - 1745); escritor satírico irlandés

1750
“El buen café endulzado, delicioso es más que mil besos, dulce sabe cual vino moscatel, ¡café, sí, es café lo que quiero! Y quien deseare darme a saborear una exquisita bebida, venga a ofrecerme una taza de café”
Johann Sebastian Bach (1685 - 1750); compositor alemán

“Sin mi café de la mañana, soy sólo como una pieza dorada y seca de carnero”
Johann Sebastian Bach (1685 - 1750); compositor alemán

1750
¡Oh, cómo me gusta el café azucarado!
Es más agradable que mil besos,
más dulce que el vino moscatel.
Cafe, café, te necesito,
y si alguien quiere confortarme
¡oh, que me sirva café!

1778
“Claro que el café es un veneno lento; hace cuarenta años que lo bebo.”
François Marie Arouet o Voltaire, (1694 - 1778); filósofo francés

1790
“Entre los muchos lujos de la mesa, el café puede ser considerado como uno de los más valiosos. El atisba la alegría sin intoxicación, y el placentero flujo de espíritus que ocasiona nunca es seguido de tristeza, languidez o debilidad”
Benjamín Franklin (1706 - 1790); político e inventor

1804
“La amistad es como el café, una vez frío nunca vuelve a su sabor original, aún si es recalentado”
Immanuel Kant (1724 - 1804); filósofo alemán

1821
“El café fuerte me resucita, me causa un escozor, una carcoma singular, un dolor que no carece de placer. Mas me gusta, entonces, sufrir que no sufrir”
Napoleón Bonaparte (1769 - 1821); militar y gobernante francés

1826
“La dueña de casa debe preocuparse de que el café resulte óptimo, y el dueño de que los vinos sean de primera calidad.”
La maîtresse de la maison doit toujours s' assurer que le café est excellent ; et le maître, que les liqueurs sont de premier choix.
Jean Anthelme Brillat-Savarin (1755 - 1826), Les aphorismes culinatires - (éditions Champs Flammarion p 19 et 20)

1838
“El café es negro como el demonio, caliente como el infierno, puro como un ángel y dulce como el amor”
Charles Maurice de Talleyrand-Perigord (1754 - 1838); político y diplomático francés

“Suave moléculas de Moka agitan su sangre, sin causar el exceso de calor, el órgano del pensamiento recibe de él un sentimiento de simpatía, el trabajo se vuelve más fácil y usted se sienta sin dificultad a su comida principal, que va a restaurar su cuerpo y le debe dar una calma, una noche deliciosa”
Charles Maurice de Talleyrand-Perigord (1754 - 1838); político y diplomático francés

1850
“Tan pronto como el café llega a su estómago, sobreviene una conmoción general. Las ideas empiezan a moverse, las sonrisas emergen y el papel se llena. El café es su aliado y escribir deja de ser una lucha”

“El café acaricia la boca y la garganta y pone todas las fuerzas en movimiento: las ideas se precipitan como batallones en un gran ejército de batalla, el combate empieza, los recuerdos se despliegan como un estandarte. La caballería ligera se lanza a una soberbia galopada, la artillería de la lógica avanza con sus razonamientos y sus encadenamientos impecables. Las frases ingeniosas parten como balas certeras. Los personajes toman forma y se destacan. La pluma se desliza por el papel, el combate, la lucha, llega a una violencia extrema y luego muere bajo un mar de tinta negro como un auténtico campo de batalla que se oscurece en una nube de pólvora"

"Cuando bebmos café, las ideas marchan como un ejército"

1854
Intenté ayudarle con mi experiencia, [...] que yo no tomaba té, ni café, ni mantequilla, ni leche, ni carne fresca, de modo que no tenía que trabajar para conseguir todo eso y que, como no tenía que trabajar mucho, tampoco tenía que comer mucho, y que mi comida apenas me costaba nada; pero como él empezaba con té, café, mantequilla, leche y carne de vaca, tenía que trabajar duro para pagarlo y que, como había trabajado mucho, tenía que comer mucho para reparar el gasto de energía, de modo que daba lo mismo, o no lo daba, pues estaba descontento y había malgastado su vida con el trato, aunque había creído que salía ganando al venir a América y poder conseguir aquí té, café y comida todos los días. Pero la única América verdadera es aquel país donde somos libres para seguir un modo de vida que nos capacite para pasarnos sin esas cosas y donde el Estado no intente obligarte a mantener la esclavitud y la guerra y otros gastos superfluos que directa o indirectamente resultan del consumo de todo esto.
Henry David Thoreau, obra titulada Walden

1863
“Los hombres de este mundo son como / granos de café en un molino / uno antes, uno después, otro enseguida, / todos acaban por seguir el mismo destino”
Giuseppe Gioachino Belli (1791 - 1863); poeta italiano

1870
La mujer es como una buena taza de café: la primera vez que se toma, no deja dormir.

1887
“Ningún café puede ser bueno en la boca si primero no ha mandado una dulce oferta de olor a las fosas nasales”
Henry Ward Beecher (1813 -1887); clérigo

1901
“El café es un bálsamo para el corazón y el espíritu”
Giuseppe Fortunino Francesco Verdi (1813 - 1901); compositor italiano

1916
“Una buena taza de su negro licor, bien preparado, contiene tantos problemas y tantos poemas como una botella de tinta“
Félix Rubén García Sarmiento o Rubén Darío (1867 - 1916); poeta nicaragüense

1929
“Se cambia más fácilmente de religión que de café.”
Georges Victor Marcel Moinaux o Georges Courteline (25/6/1858 – 25/6/1929); poeta francés.

1934
“De hecho, esta parece ser una necesidad básica del corazón humano en casi toda crisis importante: una buena taza de café caliente”
Rey Alejandro I de Yugoslavia (1888 - 1934)

1936
“El café, néctar de dioses, ha de ser, para ser bueno, ardiente como tus ojos, negro como tus cabellos, tan puro como tu alma, tal dulce como tus besos”.
Francisco Villaespesa (1877 - 1936); escritor español.

1938
“Me gusta la vida enormemente pero, desde luego, con mi muerte querida y mi café”
César Abraham Vallejo Mendoza (1892 - 1938); poeta y escritor peruano

1948
“En el hogar de la chimenea había una desvencijada estufa de petróleo, una sartén y dos copas, todo ello proporcionado por el señor Charrington. Winston puso un poco de agua a hervir. Había traído un sobre lleno de café de la Victoria y algunas pastillas de sacarina. Las manecillas del reloj marcaban las siete y veinte; pero en realidad eran las diecinueve veinte.”
George Orwell. Obra 1984. Segunda parte. Capítulo IV

“-Un momento -dijo-. Deja que te enseñe lo que traigo. ¿Trajiste ese asqueroso café de la Victoria? Ya me lo figuré. Puedes tirarlo porque no lo necesitaremos. Mira.
Se arrodilló, tiró al suelo la bolsa abierta y de ella salieron varias herramientas, entre ellas un destornillador, pero debajo venían varios paquetes de papel. El primero que cogió Winston le produjo una sensación familiar y a la vez extraña. Estaba lleno de algo arenoso, pesado, que cedía donde quiera que se le tocaba.
-No será azúcar, ¿verdad? -dijo, asombrado.
-Azúcar de verdad. No sacarina, sino verdadero azúcar. Y aquí tienes un magnífico pan blanco, no esas porquerías que nos dan, y un bote de mermelada. Y aquí tienes un bote de leche condensada. Pero fíjate en esto; estoy orgullosísima de haberlo conseguido. Tuve que envolverlo con tela de saco para que no se conociera, porque…”
George Orwell. Obra 1984. Segunda parte. Capítulo IV

“Pero no necesitaba explicarle por qué lo había envuelto con tanto cuidado. El aroma que despedía aquello llenaba la habitación, un olor exquisito que parecía emanado de su primera infancia, el olor que sólo se percibía ya de vez en cuando al pasar por un corredor y antes de que le cerraran a uno la puerta violentamente, ese olor que se difundía misteriosamente por una calle llena de gente y que desaparecía al instante.
-Es café -murmuró Winston-; café de verdad. -Es café del Partido Interior. ¡Un kilo! -dijo Julia.
-¿Cómo te las arreglaste para conseguir todo esto?
-Son provisiones del Partido Interior. Esos cerdos no se privan de nada. Pero, claro está, los camareros, las criadas y la gente que los rodea cogen cosas de vez en cuando. Y… mira: también te traigo un paquetito de té.
Winston se había sentado junto a ella en el suelo. Abrió un pico del paquete y lo olió.
-Es té auténtico.
-Ultimamente ha habido mucho té. “
George Orwell. Obra 1984. Segunda parte. Capítulo IV

“Julia se levantó, se puso el «mono» e hizo el café. El aroma resultaba tan delicioso y fuerte que tuvieron que cerrar la ventana para no alarmar a la vecindad. Pero mejor aún que el sabor del café era la calidad que le daba el azúcar, una finura sedosa que Winston casi había olvidado después de tantos años de sacarina. Con una mano en un bolsillo y un pedazo de pan con mermelada en la otra se paseaba Julia por la habitación mirando con indiferencia la estantería de libros,…”
George Orwell. Obra 1984. Segunda parte. Capítulo IV

1957
“Pienso que si hubiera sido mujer, usaría café como perfume”
John Van Druten (1901 - 1957); director de teatro


1959
..."El café helado
Que se bebe en un vaso de tubo"
Poema: Por qué vivo...
Boris Vian (1920 - 1959), poeta y novelista

1965
“Yo he medido mi vida en cucharitas del café”
Thomas Stearns Eliot (1888 - 1965); poeta y dramaturgo 

1967
”Si no hay café para todos, no habrá para nadie.”
Ernesto Guevara (1928 - 1967); político, escritor y médico.

1970
"La vida es sólo una taza de café tras otro y no preocuparse por otra cosa"
Bertrand Arthur William Russell (1872 - 1970); filósofo, matemático y escritor 

1975
“El era mi crema y yo era su café. Y cuando nos ponías juntos, era algo realmente especial”
Josephine Baker o Freda Josephine McDonald (1906 - 1975); bailarina y cantante francesa

1978
"Por la mañana nos duchamos y vestimos.
- Te llevaré a desayunar- dije yo.
- Vale- dijo Mercedes-. Por cierto, ¿hemos jodido esta noche?
- ¡Por Dios! ¿No te acuerdas? ¡Debimos estar jodiendo por lo menos una hora!
No me lo podía creer. Mercedes parecía poco convencida.
Fuimos a un sitio pasada la esquina. Pedí huevos con bacon, café y una tostada. Mercedes pidió tortitas con jamón y café.
La camarera nos lo trajo. Tomé un poco de huevo. Mercedes echó salsa a sus tortitas.
- Tienes razón- me dijo-, me has debido joder. Siento el semen cayéndome por la pierna.
Decidí no volver a verla."
Mujeres
Heinrich Karl Bukowski (1920 -1994), escritor y poeta nacionalizado estadounidense

1980
“El café es tan grave, tan exclusivo, tan definitivo, que no admite acompañamiento sólido. Pero yo lo finto, saboreando, junto con él, el aroma del pan tostado con mantequilla que alguien pidió en la mesa contigua”
Mário Quintana (1906 -  ¿?); poeta, traductor y periodista brasileño

1984
“-¿Cómo vas a hacer el café en la oscuridad?
-No sé- dijo la Maga, removiendo unas tazas. Antes había un poco de luz.
Encendé Ronald -dijo Oliveira-. Está ahí debajo de tu silla. Tenés que hacer girar la pantalla, es el sistema clásico.
-Todo esto es idiota -dijo Ronald, sin que nadie supiera si se refería a la manera de encender la lámpara. La luz se llevó las esferas violetas y a Oliveira le empezó a gustar más el cigarrillo. Ahora se estaba realmente bien, hacía calor, iban a tomar café.”
Julio Florencio Cortázar (1914 - 1984); escritor

1995
”El sacerdote del vudú y todos sus polvos no eran nada en comparación con el café expreso, capuchino y moka, que son más fuertes que todas las religiones del mundo en su conjunto, y quizá más fuerte que el alma humana” 
Mark Helprin, “Memoria de la sentencia de Antproof”

1996
”Un matemático es un dispositivo para convertir café en teoremas“
Paul Erdos (1913 - 1996); matemático húngaro

1986
“¿Café negro, señor...? Respondía furibundo: "No, señorita... café café". Porque, en efecto, salvo en el caso de que sea torrificado y por ende impuro, el café no es ni debe ser negro, sino café.”
Renato Leduc (1887 - 1986), escritor y poeta mexicano

1999
“Me he tomado también tu taza de café. Ya casi no tengo azúcar pero me acordé que a ti te gusta amargo. Sabe muy feo, cómo ésta soledad.
Cómo éste estar deseándote a todas horas.”
Jaime Sabines Gutiérrez (1926 - 1999), poeta y político mexicano.

2000
…”Sé yo mismo y no te arrepentirás.
¿Por cuánto te vendes? Regálame a tus ídolos.
Yo te enviaré a los míos.
Píllate los dedos.
Los lameré hasta que no sepan a miel.
Hasta que no dejen de ser miel.
Sal, niega todo y después vuelve.
Te invito a un café.
Caliente claro.
Y sin azúcar. Sin aliento.”
Poema Báilame el agua
Daniel Valdés

2000
“Digamos que tienes una taza de café y una cuchara”, explicó Mallet a PhysOrg.com. “El café es el espacio vacío, y la cuchara en el rayo láser circulante. Cuando remueves el café con la cuchara, el café – o el espacio vacío – se retuerce. Supón que echas un terrón de azúcar en el café. Si el espacio vacío estuviese retorcido, serías capaz de detectarlo observando el movimiento de una partícula subatómica alrededor del espacio”. 
Ronald Mallett, físico

2000
“La televisión no es la vida diaria. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café de la película para irse a trabajar.” 
Las reglas de Bill Gates (1955 - ¿?) para la vida real; empresario

2001
“La buena comunicación es tan estimulante como el café negro, e igual de difícil de olvidar al dormir”
Anne Morrow Lindbergh (1906 - 2001); aviador

2004
“Nunca tomo un café en el almuerzo. Me parece que me mantiene despierto por la tarde”
Ronald Wilson Reagan (1911 - 2004)

2007
”En realidad, esta parece ser la necesidad básica del corazón humano en casi todas las grandes crisis, una buena taza de café caliente”
Alexander King (1909 - 2007); científico escocés

2007
Tienes aroma a café
maduro como tus ojos,
caliente como el rubor
que tienen tus labios rojos.

Similar a la infusión
me estimulaste de a poco,
y sucumbí ante el olor
del trópico y de su entorno.

Al vaivén de tus caderas
la cumbia brota a raudales,
lleva folclor, lleva ritmo,
traído de Manizales.

Eres Colombia que nace
en la campiña y el verso,
que vive en el acordeón
de su gente y sentimiento.

Poema dedicado a la mujer colombiana
Jorge Luis Murillo Estrada

2009
Los formales y el frío
“y ya que el mozo demoraba tanto
ellos optaron por la confidencia
extra seca y sin hielo por favoR
cuando llegaron a su casa
la de ella
ya el frío estaba en sus labios  
los de él
de modo que ella fábula y augurio le dio refugio y café instantáneos"
Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia  (1920 - 2009)

2014

"Cuántas veces hemos tomado un café que sabe a ventana, un pan que sabe a baúl, un arroz que sabe a depósito, una copa que sabe a rincón. Un amigo probó en un restaurante de París unos espléndidos riñones al jerez, y dijo, suspirando: “Sabe a mujer”.
Gabriel José de la Concordia García Márquez(1927 - 2014), escritor colombiano

"¿Cuántas veces no hemos probado nosotros mismos un café que sabe a ventana, un pan que sabe a rincón, una cerveza que sabe a beso?"

Obra: Botella al mar para el dios de las palabras

Gabriel José de la Concordia García Márquez(1927 - 2014), escritor colombiano

"El coronel destapó el tarro del café y comprobó que no había más de una  cucharadita. Retiró la olla del fogón, vertió la mitad del agua en el piso de tierra, y con  un cuchillo raspó el interior del tarro sobre la olla hasta cuando se desprendieron las  últimas raspaduras del polvo de café revueltas con óxido de lata. 
Mientras esperaba a que hirviera la infusión, sentado junto a la hornilla de barro cocido en una actitud de confiada e inocente expectativa, el coronel experimentó la  sensación de que nacían hongos y lirios venenosos en sus tripas.”
Obra: El coronel no tiene quien le escriba.
Gabriel José de la Concordia García Márquez(1927 - 2014), escritor colombiano

Sin fecha

Manifiesto
“Contra la poesía de las nubes
Nosotros oponemos
La poesía de la tierra firme
- Cabeza fría, corazón caliente
Somos tierrafirmistas decididos -
Contra la poesía de café
La poesía de la naturaleza
Contra la poesía de salón
La poesía de la plaza pública
La poesía de protesta social.
Los poetas bajaron del Olimpo.”

“Mi lucha por la existencia consiste en que a la hora del desayuno sea mucho más importante el aroma del café que las catástrofes que leo en el periódico abierto junto a las tostadas.”
Manuel Vicent (1936 - ¿?), escritor y periodista español

”El café descafeinado es como besar a tu hermana“
Robert “Bob” Irwin (1939 - ¿?), naturalista australiano

”Tuve algunos sueños que eran nubes en mi café”
Carly Elisabeth Simon (1945 - ¿?); cantante norteamericana

”El café descafeinado es como masturbarse con un guante de cocina”
 Robin Williams (1951 - ¿?); actor y comediante estadounidense

“Esa felicidad,
esa seguridad
de repetir los mismos gestos cada día.
Exprimir las naranjas,
preparar el café,
tostar las rebanadas
de pan,
untar la mermelada. “
Poema: Rutina  A Ricardo Bada
Héctor Joaquín Abad Faciolince (1958 - ¿?), escritor y periodista colombiano

”El café me hace invencible. Sin embargo, cuando la taza está vacía, vuelvo a ser un simple mortal”
Terri Guillemets (¿?)

”No hay nada triste en una mañana preciosa que mirar hacia abajo y darse cuenta de que acaba de tener el último sorbo de café y la taza se siente indiferente y vacía” 
Terri Guillemets (¿?)

”El café es la mejor cosa para acompañar la salida de sol” 
Terri Guillemets (¿?)

”Yo organizo mis mañanas con la música de café“
Terri Guillemets

”No entiendo la palabra descafeinado, es como el sexo sin sexo”
Ac Van Cherub (¿?)

”Nadie puede comprender la verdad, hasta que bebe la bondad de un café espumoso”. 
Sheik Abd-al-Kadir (¿?)

”Creo que los seres humanos pueden hacer muchas cosas, no porque son inteligentes, sino porque tienen pulgares para poder hacer café” 
Flash Rosenberg (¿?); escritora, fotografa y poeta

”Mi manera se deba al café. Pero si no fuera por el café, no tendría ninguna personalidad identificable”
David Letterman (¿?); conductor de televisión norteamericano

”No hay nada más dulce que una taza de café amargo”
Rian Aditia (¿?)

“Detrás de cada mujer exitosa hay una cantidad substancial de café”
Stephanie Piro; artista

“Sólo el café irlandés provee en un sólo vaso los cuatro grupos esenciales de comida: alcohol, cafeína, azúcar y grasa”
Alex Levine

“Yo orquesto mis mañanas al son del café”
Harry Mahtar

"Frente a una taza con café se piensa, pero también se
discute, se recuerda o se argumenta. Frente a la taza con café se columbra,
se reflexiona, se sueña, se imagina, se escribe, se conversa, se enamora,
se seduce, se rompe, se reconcilia, se halaga, se sugiere, se invita...
Y el café, el misterioso café escucha, profetiza, atestigua, aconseja, da fe,
observa, asiente, se ruboriza..."
Gustavo Máynez Tenorio

“El café huele a cielo recién molido”
Jessi Lane Adams

“Um beijo no pé / outro em tua boca / depois do café. Un beso en el pié / otro en tu boca / después del café”
Carlos Seabra; pintor

“Jornal aberto, café, leite e sangue: guerra de perto. Periódico abierto, café, leche y sangre: guerra de cerca”
Carlos Seabra; pintor



Canciones infantiles y no tanto


La ronda de San Miguel

Estamos jugando a la ronda de San Miguel
el que se ríe, se va al cuartel,
1,2,3, firmes los pies
sentadito me quedé
en un tarro de café
y de pronto me paré!


1929
“Podría ser una cucharada de café, podría ser una cucharada de té
Pero una cucharadita de su precioso amor, es lo suficientemente bueno para mí”
1929  (Charley Patton)
1961: Spoonful, Willie Dixon

1980
El hombre del Piano (Ana Belén)

Esta es la historia de un sábado, de no importa que mes, y de un hombre sentado al piano de no importa que viejo café.

Toma el vaso y le tiemblan las manos, apestando entre humo y sudor, y se agarra a su tabla de naufrago, volviendo a su eterna canción.

Toca otra vez, viejo perdedor, haces que me sienta bien, es tan triste la noche en que tu canción sabe a derrota y a miel..

2010
Tema Heartbeat Chilli de la banda Allo Darlin'

“Es curioso cómo cambian las cosas
Estoy fumando cigarrillos de nuevo
Beber café negro para ocultar el olor
Humo en el aliento, pero cuando usted toma mi mano en tu mano
Me siento tan llena de nuevo”

Retroenlace

Blog Le noble, Desarrollos gastronómicos

La guerra y los alimentos



Blog La cultura gastronómica 


Blog Citas culinarias

Panceta
Perdices
Riñones
Sal
Salsas
Tostadas
Torta




Les recomiendo consultar estos excelentes blogs y páginas Web (Me he nutrido de ellos cubriendo mi ignorancia, humildemente gracias!!)


Agradecimientos especiales a la autora de este blog
Video

12 comentarios:

  1. Qué maravilloso post! He tomado algunas frases y video para mi álbum sobre el café.

    Los invito https://www.facebook.com/julia.sranko/media_set?set=a.10200922884587322.1073741826.1621747761&type=3

    ResponderEliminar
  2. Me encantó el post!!! No te molesta si recurro a tu página como fuente para un "catálogo" en mi blog? Evidentemente, incluiría el link. Eres bienvenido: cafetizame.blogspot.pt

    Por cierto, ese video siempre me hace reír xD!
    Saludos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre fuí de la idea que el conocimiento es de uso público, agradecido por tu visita y tu comentario. Saludos

      Eliminar
  3. Hola chef. Estamos incluyendo algo de tu material en la Revista Cultural De Aquí a la Luna, obviamente con tus créditos. Aquí el enlace: http://issuu.com/deaquialaluna/docs/edicion15/1?e=0dow

    ResponderEliminar
  4. Me gustaron todas las citas ya que soy adicta al café, pero te agradeceria si me ayudas a encontrar un poema o frase que dijo el personaje de Mariano Saenz en la telenovela mexicana "Cuando seas mia" y del que solo recuerdo asi: "El cafe debe ser como la mujer . . . o algo asi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1870
      La mujer es como una buena taza de café: la primera vez que se toma, no deja dormir.
      Alejandro Dumas - Padre – (1802– 1870); escritor francés. Podría ser ésta? y ahora me creaste la duda!!!, a mirar la novela jaja!!!!!. Saludos

      Eliminar
  5. “El café debe ser tan negro como el infierno, tan fuerte como la muerte, y tan dulce como el amor.”

    ResponderEliminar
  6. Ola te felicito muy buenas fraces aunque conocí un par de fraces intereSantes
    Franz Kafka : es mentira que el café deshidrata el cuerpo. Si así fuera, este sería una pila de polvo
    Papa Juan Pablo 1: ay dos cosas difíciles de conseguir en el Vaticano la honestidad y una buena taZa de café

    ResponderEliminar